Sonido en que es mejor

La música es una revelación más alta que toda la sabiduría y filosofía. La música es la base eléctrica en la cual el espíritu vive, piensa e inventa.

— Ludwig van Beethoven

estéreo 101

¿Por qué debe considerar un
sistema musical especializado?

En la actualidad hay tantas opciones para oír música que se ha convertido en una compañía constante. Pero, ¿estamos realmente escuchando? Para una gran parte de nuestras vidas diarias, la música se ha convertido en secundaria. Está ahí, en el fondo, como papel de pared sónico, pero estamos concentrados en otras actividades que estamos haciendo en cada momento.

Es fantástico tener la música disponible en cualquier momento y lugar. Pero la amplitud y profundidad de emoción que ofrece la música en un sistema estéreo de calidad en casa es una experiencia realmente intensa. Cuando realmente se oye, cuando realmente está escuchando, la música tiene la capacidad de sondear los recovecos de cualquier emoción. Es fundamental para nuestra existencia que una canción concreta puede hacer aflorar un recuerdo pasado de un momento de nuestras vidas.

Por lo tanto, ¿cómo podríamos no querer disfrutarla de la mejor forma posible? ¿Por qué restringirnos a sonido de fondo, archivos comprimidos y dinámica limitada? Exploremos algunas posibilidades del sistema que le llevarán al corazón y el alma de su música.

UN SISTEMA MUSICAL TÍPICO

Aunque los sistemas musicales se presentan en todas las formas y tamaños, podemos clasificar a grandes trazos un sistema musical en unas cuantas áreas clave.

  • Fuentes de música
  • Sistema electrónico – El preamplificador y el amplificador de potencia
  • Altavoces

FUENTES DE MÚSICA

El primer paso es una fuente de alta fidelidad.  Puede ser un reproductor de CD como nuestro RCD-1570, el último en una larga línea de reproductores de CD Rotel galardonados. A pesar de las múltiples nuevas fuentes digitales, los miles de millones de CDs existentes todavía ofrecen una experiencia musical profundamente satisfactoria emocionalmente con un reproductor de calidad. Tal vez no sea consciente de cómo puede sonar su gran colección de CDs. O puede ser un reproductor de medios de transmisión o un ordenador conectado a cualquier amplificador o preamplificador integrado Rotel, todos los cuales ofrecen entradas digitales de alta calidad (ópticas, Toslink, USB y Bluetooth) y conversión digital a analógica incorporada. Se sorprenderá de lo bien que pueden sonar estas fuentes a través de los sistemas electrónicos Rotel. También puede conectar un tocadiscos para reproducir LPs de vinilo, nuevos o antiguos. Todos los preamplificadores y amplificadores integrados Rotel incluyen también una etapa de fono de altas prestaciones. 

A continuación se relacionan algunas de las fuentes más habituales:

CD

  • Sigue siendo una de las formas más fáciles y accesibles de reproducir su música. Los CDs ofrecen una gran calidad de sonido en formato digital.
  • Qué necesita para reproducirlo – Un reproductor de CD, como el RCD-1570.

VINILO

  • Un formato antiguo que está volviendo, los LPs de vinilo mantienen el audio en el dominio analógico aunque algunos están hechos a partir de grabaciones digitales.
  • Qué necesita para reproducirlo – Un tocadiscos, un cartucho de fono (normalmente llamado la "aguja") y una entrada fono específica en el componente electrónico (amplificador, receptor, preamplificador integrado, etc.). Un cartucho de fono puede tener un diseño de imán móvil o de bobina móvil, junto con unos cuantos tipos esotéricos más. Los cartuchos de imán móvil son los más habituales y ofrecen unas prestaciones relativamente altas. Las entradas de fono Rotel soportan cartuchos de imán móvil.

ARCHIVOS DE AUDIO DIGITAL

  • Hay una gran variedad de diferentes formatos de archivos musicales, algunos de los cuales ofrecen calidad de CD o incluso mejor resolución, mientras que otros están comprimidos y tienen calidades variables. Para obtener la mejor calidad, cíñase a formatos no comprimidos como WAV o AIFF, o formatos "sin pérdidas" como FLAC o Apple Lossless (ALAC) que reducen el tamaño del archivo conservando la calidad original. Formatos como AAC, MP3 o WMA son formatos "con pérdidas", por lo cual aunque el tamaño del archivo generalmente tiende a ser mucho más pequeño que el de los archivos no comprimidos o sin pérdidas, a cambio se obtiene una calidad de sonido inferior.
  • Qué necesita para reproducirlo – un reproductor portátil como un teléfono inteligente o un iPod y / o un reproductor de transmisiones de internet como Sonos o AppleTV, o un ordenador.

FM/SATÉLITE/DAB/HD RADIO

  • Las transmisiones de FM existen desde los años 30, y aunque en la actualidad solo constituye una de las múltiples fuentes, la transmisión por radio sigue siendo quizá la más omnipresente. Aunque la calidad del sonido no puede compararse con la de un CD ni la de otros formatos de máxima resolución, siempre hay una gran variedad de emisoras de FM entre las cuales escoger.
  • Formatos más nuevos como la transmisión vía satélite, DAB (para mercados europeos) y HD radio han trasladado los formatos de transmisión al dominio digital; aunque la calidad es a menudo comprimida, pueden ofrecer una mejora respecto a la radio FM en términos de amplitud de contenido.
  • Qué necesita para reproducirlo – Un sintonizador, como el RT-11.

TRANSMISIÓN DE MÚSICA POR INTERNET (RADIO POR INTERNET)

  • Una de las razones de la disminución de la popularidad de la radio FM ha sido el gran aumento de los servicios de transmisión de radio por internet como Pandora, Spotify o emisoras de radio por internet. Estos servicios y emisoras pueden transmitir a través de una conexión de internet hacia su sistema musical. Con unas cuantas excepciones, la transmisión de audio por internet tiende a utilizar formatos comprimidos como MP3 o WMA y por lo tanto la calidad no será tan buena como la de los CD o un archivo de música no comprimido. Los servicios de transmisión por internet más nuevos, como TIDAL y Deezer, están empezando a ofrecer calidad de CD y posiblemente una mejor fidelidad.
  • Qué necesita para reproducirlo – un sintonizador de radio por internet como el RT-12, o un reproductor de transmisión por internet como Sonos/AppleTV.

EL SISTEMA ELECTRÓNICO – El preamplificador y el amplificador de potencia

Una vez que tenga una fuente de alta fidelidad, el siguiente eslabón en la cadena es decidir un sistema adecuado que ofrezca toda la conectividad para conectar sus fuentes musicales y que también tenga suficiente amplificación para ofrecer potencia a sus altavoces.

Los dos componentes clave aquí son el preamplificador y el amplificador de potencia. Piense en el preamplificador como el cerebro del sistema. La tarea de los preamplificadores es ofrecer suficientes entradas para que usted conecte todas sus fuentes, así como ofrecer controles de volumen y otros ajustes como control de tono. Al considerar un preamplificador, asegúrese de que ofrezca toda la conectividad que necesita. ¿Tiene previsto utilizar su iPod para reproducir su música? Una entrada USB frontal asegurará que pueda. ¿Quiere utilizar un tocadiscos? Asegúrese de que el preamplificador tenga una entrada fono especializada. ¿Quiere transmitir música desde un Sonos Connect? Utilice una entrada coaxial u óptica para la mejor calidad de sonido.

Donde el preamplificador es el cerebro, el amplificador de potencia son los músculos. La tarea de los amplificadores de potencia es coger la señal de audio del preamplificador, amplificarla y enviarla a sus altavoces; lo ideal es que sea con el mínimo de distorsión posible, de forma que la música proveniente de sus altavoces sea lo más parecida posible a la grabación original. Es importante considerar factores como el tamaño de su sala y qué altavoces tiene previsto utilizar al escoger un amplificador. Quiere asegurarse de que su amplificador tenga potencia más que suficiente para hacer funcionar sus altavoces sin esfuerzo a cualquier volumen y puede ocuparse incluso de los pasajes musicales más exigentes sin distorsión. 

Una forma relativamente fácil de alcanzar un nirvana musical con un presupuesto modesto es un amplificador integrado Rotel (un preamplificador y un amplificador en un único chasis). Durante décadas, se nos ha conocido por ofrecer unas prestaciones superiores a las esperadas y una parte importante de esto se debe a nuestros amplificadores integrados. Nuestros amplificadores integrados, como el RA-12 o el RA-1570, son unos potentes componentes con una gama completa de entradas analógicas y digitales. Hay pocos altavoces que no puedan hacer funcionar cómodamente, y no ocupan mucho espacio. Tienen conexiones sencillas, son fáciles de utilizar y están construidos para proporcionar años de disfrute. Sin duda son una elección favorita.

Sin embargo, si tiene los fondos suficientes, nada puede superar las prestaciones de componentes independientes, ya que están optimizados específicamente para obtener los más pequeños detalles acústicos y permitir que la música se comunique con usted de una forma todavía más profundamente emocional. Con una gama de amplificadores que pueden adaptarse a altavoces más grandes, incluidos los más ávidos de potencia y dinámicamente capaces, nuestros afamados amplificadores independientes (disponibles en varias configuraciones de potencia hasta el impresionante RB-1590 con 350 vatios por canal) le permitirán optimizar su sistema y obtener todo el detalle, escala y potencia de la música que ama. Los preamplificadores Rotel ofrecen una circuitería refinada para obtener lo mejor de cada fuente conectada, y para adaptarse perfectamente a un amplificador Rotel.

Sea cual sea la "pila" de componentes independientes que escoja, puede estar seguro de que la experiencia de Rotel desarrollada a lo largo de 50 años de fabricación de componentes de audio le ofrecerá un placer en la escucha excepcional, sin comparación.

LOS ALTAVOCES

El último (pero ciertamente no el menos importante) componente importante de un buen sistema musical son los altavoces. Los altavoces se presentan en una gran variedad de estilos, formas y tamaños; por lo tanto, determinar qué altavoces funcionan mejor depende tanto de su gusto personal como del tamaño y la distribución de su sala y de su presupuesto. Sin embargo, hay algunas directrices generales al considerar los altavoces.

El tamaño y la distribución de la sala serán un factor clave en la selección de los altavoces. ¿Es una sala grande con capacidad para altavoces apoyados en el suelo? ¿O es un pequeño sistema de dormitorio en el que puede encajar mejor un par de altavoces montados sobre una estantería? ¿O tal vez la sala o la preferencia es para altavoces empotrables en la pared o en el techo?

Independientemente de qué tipo de altavoz escoja, tiene una importancia crítica que sus altavoces y el amplificador de potencia estén bien adaptados, ya que un sistema mal adaptado al final puede dar como resultado daños en los altavoces y el amplificador.

La primera cosa a considerar al adaptar los altavoces al amplificador es la impedancia. La mayoría de altavoces tendrán un valor nominal entre 4 y 8 ohmios (Ω). Cuanto más baja es la impedancia, más difícil es enviar potencia al altavoz y más intensamente tiene que funcionar el amplificador para emitir sonido. Al adaptar un altavoz a un amplificador de potencia, la impedancia media (nominal) del altavoz no debe ser inferior a la impedancia del altavoz mínima especificada para el amplificador.

Otro factor importante es la potencia recomendada para los altavoces. Esta cifra es normalmente un vatiaje o un margen de vatios que se considera la cantidad de potencia que el altavoz puede tratar durante un período de tiempo.

En un escenario ideal, la potencia de salida continua del amplificador debe ser igual o superior a la potencia recomendada del altavoz. ¿Por qué superior? Porque de hecho es más fácil dañar el altavoz con un amplificador con una potencia demasiado baja que ocasiona distorsión que con una que tiene más potencia que la requerida por el altavoz. Sin embargo, debe aplicarse siempre el sentido común; si el altavoz está claramente funcionando forzado, baje el volumen. La cantidad de potencia que realmente necesita el altavoz dependerá de cómo va a utilizarse el altavoz y del tamaño de la sala; en términos generales, el valor superior de la potencia de los altavoces es para el altavoz sonando a altos niveles en una sala grande, donde el valor más bajo se consideraría la cantidad mínima de potencia necesaria para obtener un volumen moderado en una sala pequeña.

EN RESUMEN – deje que sus oídos sean el juez final!

Aunque la investigación y la comparación de especificaciones y características es ciertamente importante, también lo es oír cómo funciona todo conjuntamente.

Si realmente quiere experimentar todo lo que la música tiene que ofrecer, debe oír lo que una buena configuración puede hacer en su distribuidor de audio especializado más cercano. No le cobramos por ponerle la piel de gallina!

Contáctenos

¿TIENE ALGUNA OTRA PREGUNTA?

Envíenos un mensaje de correo electrónico y haremos todo lo posible para ayudarle de la forma que podamos.

Envíanos un email

LOCALIZAR UN DISTRIBUIDOR

MÁS QUE UN ALMACÉN

Con un distribuidor Rotel autorizado, puede confiar en que está en buenas manos.

Localizar un distribuidor

Country / Language Selector

Country / Language Selector

Please select your destination and language below:

Rotel Newsletter

Please provide us with your email address to get the latest news in sound technology and products. Sign up for the Rotel Newsletter today!